Entradas populares

sábado, 2 de agosto de 2014

Última hora: Comunicación oficial del Ministerio de Defensa de Rusia sobre el siniestro del Boeing-777 malasio en Ucrania

Las autoridades de Ucrania persisten en la realización de la fase activa de así llamada “operación antiterrorista” en Donbass. Se está reforzando la agrupación de las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional en la región que sigue recibiendo armamento pesado y técnica militar.
La catástrofe del avión malasio Boeing-777 en el cielo del sureste de Ucrania es una de las consecuencias de los esfuerzos militares de Kiev. Aprovechando de esta situación trágica vinculada con la muerte de gran número de personas, Kiev sin esperar los resultados de la investigación objetiva, ha culpado a sus oponentes de esta tragedia.
Además, los representantes oficiales de Kiev no manifiestan su disposición de contribuir al examen objetivo de todas las circunstancias que llevaron a la muerte de los pasajeros. Los argumentos se reducen a las publicaciones de las bandas sonoras falseadas que no tienen nada que ver con el estudio técnico de lo ocurrido con el vuelo del avión MH-17 sobre Ucrania.
El 18 de julio de 2014 el Ministerio de Defensa de Rusia en su entrevista a los medios de comunicación ha hecho diez preguntas a los jefes de Ucrania, que, en nuestra opinión, podrían dar la idea objetiva de lo que se ocurrió en el cielo ucraniano. Entre otras, de mayor interés tiene la información sobre los vuelos de las Fuerzas Aéreas de Ucrania cerca de la vía aérea internacional, así como las acciones de las Fuerzas de Defensa Antiaérea de Ucrania aquél día. Todavía no tenemos la respuesta de los organismos competentes ucranianos.
El 21 de julio de 2014 los representantes del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia han hecho público una parte de la información que está a vuestra disposición. En particular, hemos facilitado al juicio de expertos las imágenes de la observación espacial del lugar de la catástrofe, así como datos objetivos del control aéreo. Fueron formuladas las preguntas complementarias. Las autoridades oficiales de Kiev menospreciaron de nuevo nuestro trabajo dirigido a un examen objetivo de la situación con el avión siniestrado.
Los representantes de los Estados Unidos, que han declarado más de una vez tener pruebas convincentes que confirman la participación de los milicias del Este de Ucrania en la tragedia, el 23 de julio dieron un paso atrás y declararon la ausencia de datos reales que confirmarían las declaraciones anteriores.
Los peritos del Ministerio de Defensa de Rusia estuvieron siguiendo el análisis de la información objetiva de las circunstancias del accidente.
En la primera semana de julio de 2014, como si hubiera que rechazar posibles bombardeos de parte de la aviación rusa en la región, fueron trasladadas más unidades equipadas con baterías de Defensa Antiaérea (DCA) “BUK-M1” para reforzamiento de la agrupación de las fuerzas de DCA.
Dichas baterías fueron suministradas a las unidades desplegadas de DCA (en la ciudad de Avdeévka, región de Donetsk, la ciudad de Izyum, región de Járkov). Las imágenes espaciales que confirman el emplazamiento de los medios de DCA de Ucrania en la zona del conflicto fueron presentadas en el marco del briefing del Sr. Andrey V.Kartapolov, Jefe de la Dirección General de Operaciones del Estado Mayor General, del 21 de julio de 2014 y están colgadas en la página web oficial del Ministerio de Defensa de Rusia.
Parte de los medios ucranianos de DCA fue entregado a las Fuerzas Armadas después de la reparación de una planta en la ciudad de Jmelnitsky. Además, los trabajos por primera vez  fueron realizados sin control autorizado de parte de la empresa rusa - fabricante de dicha maquinaria militar. Disponemos de la información de su utilización por los ucranianos cuyos detalles no han sido certificados, y que influyeron considerablemente en las características técnicas de la maquinaria.
La batería especial “BUK-M1” fue desplegada fuera de las posiciones estables existentes (cerca de la aldea Zaróshinskoe, a 8 km al sur de la ciudad de Shakhtérsk). Los medios de observación espacial detectaron el desplazamiento de esta división (grupo militar) en la zona del futuro derrumbe del avión  Boeing-777 en el territorio controlado por las fuerzas ucranianas.
Las tripulaciones de los sistemas de Defensa Antiaérea fueron completadas por especialistas movilizados de reserva. Nunca se realizaron entrenamientos de guerra de estas unidades ni ajustes reglamentarios de estos sistemas estipulados por sus normas de explotación. La razón es la falta de polígonos de Defensa Antiaérea y desarrollo de operaciones militares activos en la región.
Las milicias de la República Popular de Donetsk y de la República Popular de Lugansk no tienen como armamento los sistemas “BUK-M1”. El Fiscal General de Ucrania Vitaly Yarema declaró el 17 de julio de 2014 que las milicias nunca se habían apoderado de medios ucranianos de Defensa Antiaérea de largo alcance.
Junto con el crecimiento de la agrupación de Defensa Antiaérea de tierra, los aviones de apoyo de fuego de las Fuerzas Aéreas de Ucrania “SU-25” fueron equipados con misiles tipo aire-aire “R-60” (zona de alcance – hasta 12 kilómetros, cabeza infrarroja de autoguiado).
El Boing 777 de Malaysia Airlines realizaba su vuelo dentro de los límites de una aerovía internacional autorizada. Las autoridades ucranianas a pesar de requerimientos de seguridad no cerraron el espacio aéreo sobre el Donbass, una zona de combate.
El vuelo del avión Boeing-777 se realizó bajo el control del Servicio de Control del Tráfico Aéreo (CTA) en la ciudad de Dnepropetrovsk. Los medios del control de aviación rusos detectaron la deriva de 14 km al norte de la trayectoria del vuelo MH-17 del corredor determinado con la conservación del escalón de altura mínimo para esta zona (10100 m). La maniobra de este tipo podría ser efectuada por la tripulación solo por indicación del Servicio CTA. No hay información sobre los motivos correspondientes de los controladores ucranianos.
Según los datos del Servicio CTA en el día 17 de julio de 2014 en la zona de la ruta del vuelo MH-17 durante todo el día se detectaba la actividad de los aviones de las Fuerzas Aéreas de Ucrania. Los vuelos se realizaron en alturas considerables con el objetivo de minimizar la posibilidad del impacto en los aviones de la tierra por los medios del Sistema de Defensa Aérea Portátil. La parte ucraniana no proporciona información sobre los vuelos de las Fuerzas Aéreas en esta zona. Los representantes oficiales ucranianos afirman la ausencia de la actividad de la aviación en esta zona, que contradice a los datos del control objetivo.
El complejo “BUK-M1” tiene capacidad de abatir los objetivos aéreos en las alturas hasta 22 km y distancia hasta 35 km. Además, el avión civil es un objetivo “simple”. Se mueve con la velocidad constante, sin maniobras. El escalón de alturas (10 km) es óptimo para el trabajo de las medios de la Defensa Antiaérea de este tipo. Los tamaños grandes de la aeronave permiten localizarla y acompañarla utilizando los medios de radiolocalización a la distancia máxima.
El Sistema de la Defensa Antiaérea, con el fin de que se utilice para el combate, tiene que ser integrado, como mínimo, por 4 unidades: radar de detección de objetivos, vehículo de control, lanzador de misiles, vehículo de carga. Es imposible dirigir fuego sin el apoyo informativo del radar. Según las reglas existentes, la preparación de la tripulación del sistema requiere desde 6 meses para especialistas y hasta 3 años para el mando.
El análisis de la información sobre el emplazamiento de las baterías de misiles ucranianas “BUK-M1” y de los radares que facilitan el lanzamiento de misiles, permite afirmar con una alta probabilidad que la trayectoria del vuelo Boeing 777 pasó por el potencial rango de acción de cada una de las baterías de misiles de la Defensa Antiaérea ucranianas ubicadas en la región (localidades de Avdeyevka, Izyum, Zarischinskoye).
El 17 de julio de 2014 varios aviones civiles pasaron por la zona del control de los radares de la Defensa Antiaérea de Ucrania. Cada uno de ellos podría haber sido utilizado por las tripulaciones de los sistemas “BUK-M1” para el reglaje y preparación para el lanzamiento de los medios de la Defensa Antiaérea ucranianos.  Las tripulaciones de los aviones civiles no tienen equipo que detecte la acción de los medios de la Defensa Antiaérea. El intercambio intensivo entre el radar “KUPOL”, que forma parte del sistema “BUK-M1”, detectado en esta zona el día del siniestro confirma la realización de ejercicios militares con la utilización de los medios de la Defensa Antiaérea de Ucrania.
Un avión del Ejército de Aire de Ucrania “SU-25”, realizando maniobras, podría haber sido utilizado para el reglaje del sistema de la Defensa Antiaérea que simultáneamente con el vuelo MH-17 se encontraba en la zona de acción de los medios de la Defensa Antiaérea. Como regla, el ajuste del sistema antiaéreo se lleva a cabo en el régimen pasivo, i.e. el apuntamiento y el lanzamiento de misiles se realiza en el régimen de imitación computarizada.
La escuadra de combate del sistema de Defensa Antiaérea en cualquier momento puede cambiar del régimen de ejercicios al régimen de combate. Una baja cualificación de la escuadra podría haber provocado la situación en que el régimen del funcionamiento el sistema se cambiara de ejercicios a combate. En este caso la probabilidad de que el proyectil logre alcanzar una aeronave es casi 100%.
El análisis previo de las imágenes de los varios fragmentos del fuselaje del Boeing-777 (el segmento trasero) confirma la presencia de los daños procedentes de los elementos shrapnel, que pueden formarse después de la explosión de cabeza de combate del misil de la batería “BUK-M1”. Sin embargo, la desfragmentación del avión en el aire por estos motivos parece poco probable.
Los orificios mayores que podrían producir la destrucción del avión antes de su caída en el suelo se observan en el  segmento de cabina. El impacto de este tipo podría ser recibido, por ejemplo, en el caso de la utilización del armamento  reglamentario del avión “SU-25”, los misiles “R-60” o del armamento de cañón.
Las afirmaciones de los EE.UU. que ellos supuestamente disponen de los datos espaciales que confirman el lanzamiento del misil tierra-aire de la zona controlada por las milicias no se confirman debido a la incapacidad  de los medios del control espacial norteamericanos. El satélite experimental “STSS”, cuya ruta de vuelo coincidió con la hora de la catástrofe del avión malasio está indicado para la detección de lanzamientos de misiles balísticos con el tiempo prolongado del funcionamiento de los propulsores (misiles balísticos de corto, medio y largo alcance). Es imposible detectar el lanzamiento de los misiles antiaéreos con la duración ultramínima del tiempo de acción (hasta 20 segundos) y que vuelan en la atmósfera. Los satélites artificiales de este tipo no están para tomar de fotografías del terreno. Otros medios del control espacial no son capaces de detectar el punto de lanzamiento del cohete antiaéreo.
Los representantes de los EE.UU. que comentan la situación con el siniestro del Boeing-777 en Ucrania, se niegan a proporcionar para examen las imágenes espaciales las cuales podrían aclarar aún más los hechos, a la vista de las limitaciones técnicas de la agrupación espacial de los EE.UU.
De este modo, las afirmaciones de la parte ucraniana sobre “la pista rusa” en la tragedia del Boeing-777 carecen del fundamento.
Comentario del Departamento de Información y Prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia con motivo de las declaraciones de la Alta Comisaria de la ONU para los Derechos Humanos sobre Ucrania
Hemos prestado atención a la declaración de la Alta Comisaria de la ONU para los Derechos Humanos Navy Pillay, hecha el 31 de julio durante la reunión con los representantes de los medios de comunicación en Ginebra, que la ONU no dispone de las pruebas que Rusia supuestamente entrega el armamento a los milicias en el Este de Ucrania.
Vemos en estas palabras una confirmación más de que las acusaciones de nuestro país de la escalada del conflicto en Ucrania carecen enteramente de fundamento. Los que están ocupados de búsqueda y  propaganda de las insinuaciones de este tipo deberían en vez de esto mostrar su voluntad política y influencia que tienen para frenar la operación represiva sangrienta de Kiev en el este del país.
Sin embargo, nos  quedamos perplejos que la declaración mencionada de la Sra. Pillay fue menospreciada por los medios de comunicación occidentales. Parece que estas palabras no encajan en la campaña orientada hacia la desinformación, el objetivo de la cual es un intento de endosar sobre Rusia la responsabilidad por lo que está pasando en Ucrania.
Las fotos del MH17 de Ucrania fueron alteradas
El Ministerio ruso de Defensa ha analizado los materiales gráficos del lugar del siniestro del MH17 difundidos por el Servicio de Seguridad de Ucrania, y reveló que algunas fotos fueron tomadas días después que las rusas. 
El 30 de julio el Servicio de Seguridad de Ucrania difundió imágenes por satélite que, supuestamente, contradecían el contenido de las fotos publicadas por Rusia, que evidencian la presencia de sistemas de misiles antiáereos ucranianos 'Buk' en la zona del siniestro del Boeing 777. De esta forma Ucrania quería demostrar que las fotos rusas no eran auténticas. En general, solo las dos primeras imágenes ucranianas coinciden con las rusas. Según el Ministerio ruso de Defensa, en parte de las fotos ucranianas obtenidas por satélite el tiempo de grabación no coincide con la imagen representada.
Ucrania afirma que las fotos fueron tomadas a las 11 de la mañana, por lo que las sombras en las fotos deberían orientarse hacia el noroeste. No obstante, en las imágenes se aprecia que, en realidad, las sombras están orientadas hacia el noreste, lo que significa que la hora indicada en las fotos fue deliberadamente alterada.
Además, según datos del Ministerio de Defensa, a la hora indicada los satélites ucranianos no sobrevolaban la zona. En cambio, el satélite estadounidense KeyHole, sí se se encontraba allí. "Por eso no cabe duda de cual es la fuente de la base fotográfica que luego fue modificada por el Servicio de Seguridad de Ucrania", afirma el Ministerio.
"En vez de presentar a la comunidad internacional documentos falsificados, el Servicio de Seguridad de Ucrania debería organizar el control cuidadoso de todos los mercenarios petrechados en Kolomóiski, Liashko y Yárosh y otros individuos que se encuentran en las regiones de Donetsk y Lugansk, disparando contra las localidades ucranianas sin control alguno de los jefes de la operación antiterrorista", reza la nota del Ministerio.
Rusia: "Kiev intenta destruir las pruebas de su vínculo en la caída del Boeing"
El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vitali Churkin, afirmó que la continuación de los combates por parte de Kiev en el lugar de la catástrofe del Boeing malasio en Ucrania constituye una infracción de una resolución de la ONU.
Durante su intervención en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, el diplomático ruso recordó que el presidente de Ucrania Piotr Poroshenko prometió cesar todas las hostilidades en un radio de 40 kilómetros del sitio de la caída del vuelo MH17 de Malaysia Airlines. Pero en realidad "esta promesa fue violada en seguida y las autoridades ucranianas proclaman públicamente que su nuevo objetivo es expulsar a las autodefensas del sitio y ponerlo bajo su control", según Churkin citado por RIA Novosti
El representante ruso afirmó que este intento constituía "una infracción directa de la resolución 2166 del Consejo de Seguridad" sobre la investigación de la catástrofe. Cualquier combate cerca del lugar de la caída del Boeing perjudicaría una investigación internacional objetiva e imparcial, advirtió Churkin. "Sospechamos que Kiev intenta destruir las pruebas de su vínculo en la caída del Boeing", dijo el diplomático.  

Este lunes la delegación rusa ofreció al Consejo de Seguridad un proyecto de comunicado de prensa destinado a respaldar la ejecución de la resolución 2166 sobre el alto el fuego en el sitio de la catástrofe. "Pero ciertos miembros del Consejo de Seguridad, evidentemente no interesados en el cumplimiento de la resolución, bloquearon este proyecto", concluyó Churkin. 

La catástrofe del vuelo MH17 de Malaysia Airlines el 17 de julio en el este de Ucrania, donde continúan los combates entre los militares ucranianos y las autodefensas de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, se cobró la vida de las 298 personas a bordo del avión.
Bloomberg: Kiev no dio información completa para los vuelos sobre el este del país
Tres días antes de la tragedia del MH17 en el este de Ucrania, se canceló la advertencia para las aeronaves en la región. Según Bloomberg, se debió al hecho de que faltaba la información completa sobre los enfrentamientos en el área.
De acuerdo con el texto de NOTAM, una carta informativa para los aviadores que se prepara en conjunto con los reguladores de aviación europeos, la parte ucraniana no mencionó sobre el avión militar derribado por la milicia cerca del lugar del siniestro del Boeing 777 malasio, escribe el rotativo Bloomberg.
Thomas Haueter, exjefe del departamento de investigación de accidentes aéreos del Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte de EE.UU., considera que si las autoridades de aviación de Ucrania proporcionaran más información sobre la posible amenaza, las aeronaves civiles evitarían vuelos sobre la región.

Sin datos fiables sobre la seguridad de la ruta los transportistas aéreos a menudo vuelan al azar, observó el experto. "Si los pilotos tuvieran la información sobre el posible peligro y cómo es de serio, eso podría influir en su decisión de volar sobre esta área", añade él.

Por su parte, el viceprimer ministro de Ucrania, Vladímir Groysman, al comentar acerca de las acusaciones declaró que esta versión es infundada y tales opiniones de expertos no tienen nada que ver con la realidad, señala el medio.


Como sabemos, nos encontramos inmersos en una guerra total de propaganda e intoxicación para inducir a la opinión pública occidental a que la responsabilidad de los que ocurre en Ucrania es de Rusia, incluido el derribo del avión de Malasyan Airlines. Pero la realidad es que frente a los argumentos expuestos por los organismos oficiales rusos, EEUU, sus aliados y títeres en Kiev, se han limitado a manipular supuestas “pruebas” presentadas a medios de comunicación lacayos o en las redes sociales.
Días pasados se filtró un supuesto video tomado por un satélite en el que se veía el lanzamiento de un misil (presunto Buk) en Ucrania, no se aclaraba la fuente ni la fecha, dándose por supuesto que podría ser de las unidades ucranianas desplegadas con este tipo de arma.
Con todo descaro, el pasado 29 de julio, desde el portal Tsenzor.Net y otros medios de comunicación ucranianos han emitido imágenes de la “evidencia en video” de los bombardeos a su territorio desde la Federación Rusa. Y han expuesto dicho video como “punto fuerte” de sus evidencias que demostrarían la intervención de las fuerzas armadas rusas en el conflicto, todo “Ilustrado” por materiales de cintas de vídeo y capturas de pantalla presuntamente de los satélites estadounidenses. …
Sin embargo, usuarios de Internet rápidamente han desenmascarado el “truco”. Las  imágenes emitidas por los periodistas ucranianos como captada por los satélites estadounidenses son las capturas de pantalla de un juego de ordenador, el Flaming Cliffs 2.
Si vemos el video, podemos observar desde que terreno “ruso-ucraniano” se lanza un presunto Buk:


Haciendo un pantallazo de la zona de lanzamiento obtenemos la siguiente imagen:
 
  Pero esta imagen no es más que el trozo de un fotograma del citado juego Flaming Cliffs 2, como los aficionados a este tipo de juegos pueden comprobar fácilmente tal como presentamos en este otro pantallazo. Basta grabar en trocito del desarrollo del juego y pasarlo a negativo (visión en infrarrojo) para obtener las imágenes trucadas emitidas por Kiev. También podemos ver otras zonas del mismo pantallazo que han sido seleccionadas y montadas como imágenes obtenidas por los “satélites estadounidenses”.
Captura de pantalla del juego Flaming Cliffs 2
Esta no es la primera vez que la parte ucraniana distorsiona los hechos o presenta “pruebas” fabricadas. Por ejemplo, 19 de julio, en el sitio del Servicio de Seguridad de Ucrania, se informó de que Rusia supuestamente dio orden de que "todos los sistemas de defensa aérea "Buk" desplegados en Ucrania retornases de nuevo a la Federación de Rusia." Sin embargo, las fotos que ilustraban las noticias era una captura de pantalla de un vídeo tomada en marzo de 2014. En esas imágenes se podían ver las carreteras con nieve de fusión, la gente en ropa de invierno y los soldados que transportaban los "Buk" llevaban uniformes pertenecientes al ejército ucraniano, como nuestros lectores saben, porque ya ha sido publicado en este medio.
Posteriormente, los medios ucranianos trataron de culpar a las milicias de saquear los restos del avión de la Malaysian Boeing 777, recortando y manipulando las imágenes de los periodistas que acompañaban a las milicias. Los noticieros ucranianos decían que "Los terroristas saquean los restos de un avión derribado", viéndose una foto en la que un miliciano que llegó al lugar del accidente del Boeing recoge un mono de juguete perteneciente a uno de los pasajeros muertos. Sin embargo, cuando se ve el video del evento, expuesto en YouTube, se puede ver como el miliciano, llamado "terrorista" por los “informadores” de la Junta, muestra a los observadores de la OSCE y reporteros los juguetes recogidos en la escena. El miliciano enseña el juguete a las cámaras y después de eso, lo colocó cuidadosamente donde estaba, se quitó la gorra y se persignó.
Medio ucraniano aplica Photoshop a la imagen de un cadáver para manipular una noticia
 
El portal ucraniano censor.net.ua usó en dos artículos diferentes la misma foto del cadáver de un hombre en uniforme de camuflaje, pero con una sola diferencia: en un artículo había desaparecido el tatuaje del fallecido y en su lugar habían dibujado con ayuda de Photoshop otro tatuaje, presentado como prueba de que el soldado pertenecía a la 45 división de las fuerzas especiales rusas y así “demostrar” que el ejército ruso se encontraba en territorio ucraniano.
El truco fue descubierto por internautas expertos que compartieron los artículos en sus cuentas. "¿El número del regimiento? ¿También hay un tatuaje con el apellido y la dirección?", ironizaban los usuarios de las redes sociales, comentando que un militar profesional no se haría un tatuaje con el número de su regimiento.
Todas estas evidencias “falsas” solo demuestran una cosa: quien tiene que fabricar pruebas es PORQUE NO LAS TIENE. ¿Alguien tiene dudas todavía hacia quién apunta el dedo acusaro sobre la responsabilidad en la tragedia del avión de Malasya?
El misterioso derribo de cuatro misiles SS-21 "Tochka"
 
Con cierta reserva, pues todavía no ha podido ser contrastada de forma completa, presentamos la siguiente información. En la tarde del pasado martes, cuatro misiles balísticos SS-21 "Tochka" fueron lanzados por las Fuerzas Armadas de Ucrania. Esto ha sido comprobado y noticiado en los medios de comunicación. Al menos dos iban dirigidos claramente contra la zona de Saur Moglia, donde se estaban produciendo fuertes combates.
La fuente afirma que momentos antes del lanzamiento unidades rusas detectaron las comunicaciones y las señales de los radares ucranianos e iniciaron un movimiento de acercamiento a la frontera.
Lo cierto es que ninguno de los 4 misiles Tochka impactó en tierra. Este es un misil balístico de medio alcance que puede transportar un arma nuclear táctica. Al parecer, una vez comprobado que no alcanzaron ningún objetivo, las Fuerzas Armadas de Rusia retornaron a sus posiciones.
Los 4 misiles Tochka podrían haber sido interceptados en territorio de Novorussia controlado por las Fuerzas Armadas de Ucrania. Antes de que los misiles alcanzaran su altura programada habrían sido detectados y destruidos, según algunas fuentes, por Rusia que se sintió alarmada ante la posibilidad de que impactaran en su territorio. No hay evidencia visual del derribo ni del sistema utilizado para destruirlos.
Lo que si ha habido es una notable desaceleración de la actividad de los combates desde esos lanzamientos, incluso Igor Strelkov ha vuelto a decir que Novorussia estaría abierta a negociaciones. El dictador Poroshenko afirmó estar dispuesto a reunirse con las milicias pero, como todos sabemos, su palabra no tiene ningún valor. Los títeres no tienen voz propia…

No hay comentarios:

Etiquetas

Seguidores